Publicado: 5 de Marzo de 2015 a las 11:05


Cuando caminamos nuestro peso corporal se reparte entre sus partes pero cuando elevamos el talón ocurre que los metatarsianos sufren por sobrecarga de peso.

La utilización de tacones altos, provoca que las mujeres padezcan más de dolencias de pie que los hombres. 


Las consecuencias son múltiples puesto que para compensar esta sobrecarga queda afectado el tobillo, la pantorrilla, la cadera y la columna produciendo riesgo de esguinces, tensiones musculares y contracturas, dolores de espalda y sobrecarga en la zona lumbar y por supuesto los dolorosos juanetes.


Es ideal utilizar calzado con una altura de dos a tres centímetros en la parte posterior


¡Consúltenos!


Imagen de el artista británico Hugh Turvey